Periodismo para no aburrirse ni aburrir


Escrito por 

Por Élmer L. Menjívar (*)

Lo que pasa con el periodismo en Internet no se queda en Internet, salpica lo impreso, lo audiovisual y lo radiofónico. Hasta los más ortodoxos clasicistas del periodismo narrativo de ambiciones literarias ven en Internet su única posibilidad de hacer ese periodismo y deliberadamente utilizan el mínimo técnológico: ven la web como el papel infinito que aguanta todos los párrafos que el presunto talento pueda generar con la posibilidad de acompañar el texto con cantidades ilimitadas de fotografías. En alguno de los otros extremos están los apóstoles del “verdadero nuevo periodismo”, el de la narrativa con ambiciones pictóricas, el que informa con el mínimo texto necesario, y nos cuentan todo mediante las infinitas herramientas visuales y multimedia que Internet permite desarrollar.

Así, creo que el periodismo vive la más intensa confusión de todos los tiempos. No se trata de una simple dicotomía —¿ser o no ser?—, se trata de una verdadera crisis de identidad —¿Qué ser?— y con agravante dramático que instala la intuición de que en las respuestas se juega la existencia.

La noticia es buena porque se trata de una confusión muy creativa y prolífica: nunca antes el periodismo había sido tan versátil en formas. En lo que respecta a la esencia, el periodismo es método, y en eso —asumo— todos estamos de acuerdo. El método es lo que mantiene al periodismo vigente, es el que mantiene a los periodistas distinguiéndose de blogueros y tuiteros, de los literatos, artistas, creativos activistas y otros que han encontrado un canal para comunicarse con grandes audiencias sin necesidad de los medios periodísticos ni de los periodistas. El método es ese canon que manda que toda investigación —pequeña o grande— se valga obsesivamente del contraste y la verificación de toda información, y del criterio técnico y la actitud ética para construir verdades periodísticas.

Alrededor del método corretean otros conceptos sobre los que también (sobre)abundan reflexiones y debates: la importancia, la urgencia, la oportunidad, la necesidad, entre muchos otros conceptos que la cotidianidad del oficio va subrayando. Es cada vez más frecuente el subrayado bajo el concepto de entretenimiento.

“Puedes escribir sobre lo que quieras: un asaltante de caminos, las enaguas de tu abuela, el escolta del presidente, la caspa de Tarzán, lo triste, lo folclórico, lo trágico, el frío, el calor, la levadura del pan francés o la máquina de afeitar de Einstein. Pero por favor no aburras al lector”, es uno de los Consejos para un joven que quiere ser cronista que ofrece el cronista Alberto Salcedo Ramos.

Para esto está internet: para no aburrirse del periodismo –ni de hacerlo, ni de consumirlo.

La crónica desde el papel ha buscado desde siempre informar mediante el entretenimiento de la palabra literaria. La crónica desde Internet tiene también –ojo que estoy diciendo “también”– a su disposición la palabra ágrafa del arte audiovisual, o solo visual, o solo de audio, la palabra de la interactividad, la palabra social.

Es duro para muchos revisar al mito de escritor-periodista solitario, bohemio, díscolo atormentado con el síndrome del incomprendido adelantado a su tiempo (se me ocurre Hemingway) y entender que hoy en día no estamos (necesariamente)solos, que el periodismo ya se puede hacer acompañado: por otros periodistas y editores aunque estos estén a miles de kilómetros de distancia, por artistas visuales, por músicos, por ilustradores, por programadores de internet, por cineastas, por creadores de juegos, por científicos y por cualquier ente creativo que deambula más acá o más allá. Todos a contar historias, que de eso se trata, sin aburrirnos ni aburrir.

El periodismo hoy en día en más incluyente que nunca. Claro que permanecer excluido es una opción vital respetable, que para todos hay espacio. Propongo revisar 5 casos, variados y versátiles, para poder ver posibilidades, porque en este tema es lo que hay:

  • Datablog, de The Guardian: Este emblemático medio de prensa ofrece en internet información compleja de manera sumamente amigable a partir del procesamiento informativo de bases de datos y a intervención de ilustradores y diseñadores.
  • “Así se concentró la tierra en los Montes de María”, de La Silla Vacía: Una investigación periodística que revelaba un complejo sistema de defraudación que se resolvió con una extraordinaria crónica acompañada por una infografía en Flash que explicaba lo más complejo de entender.
  • The Political Scene, de The New Yorker: Esta revista que representa la tradición más excelsa del periodismo narrativo y del desafío intelectual ha sabido conservar su esencia y potenciarla mediante las herramientas que dispone en su sitio web. En esta sección ofrece con sencillez mucha información que ha implicado a sus creativos artísticos y programadores.
  • Historias Urbanas”, de El Faro: Un proyecto periodístico que reunió a siete cronistas, un director de teatro, 25 músicos, siete ilustradores, dos animadores y un editor se pusieron a experimentar. Y dieron como resultado otra manera de contar historias.
  • Eskup, de El País: El periódico español lleva varios años luchando por fortalecer una red social en torno a su contenido. El proyecto era generar una comunidad de contenido propio. Para muchos este fue desde siempre un reto absurdo, sin embargo, han habido varias rectificaciones sobre el camino y ha logrado mantener un flujo narrativo que vale la pena estudiar.

(*) Escritor y periodista pródigo que después de 6 años de ejercicio en periodismo cultural y político en revistas de El Faro y La Prensa Gráfica, pasó otros 4 años trabajando en creatividad publicitaria y estrategias de relaciones públicas. Se reincorpora al periodismo en 2011 con la visión de integrar creatividad, innovación y estrategias de comunicación al periodismo en línea. Actualmente es el Gerente de Innovación Creativa de El Faro, y se desempeña estudiando y apoyando en el desarrollo de piezas periodísticas para El Faro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: