Archivos Mensuales: diciembre 2011

Tips para aprender a escribir sin errores ortográficos


Escribir correctamente es primordial en ámbitos como la escuela o el trabajo. Las faltas de ortografía suelen ser uno de los errores más frecuentes a la hora de escribir, y denotan a veces una falta de cultura del emisor.

errores-ortograficos

En un mundo en el que no se promueve la cultura, es normal que las últimas generaciones escriban con errores ortográficos. La falta de lectura, el poco gusto por el estudio de las normas de ortografía, y, en ocasiones, la falta de recursos de corrección, son tres de los principales factores que provocan este problema.

Además, la lengua española dispone de un vocabulario y un léxico muy ricos, que no obstante, puede dificultar una correcta escritura.

 

 Recursos gratis para escribir sin faltas de ortografía

Además del típico diccionario, si tienes Internet existen una multitud de recursos gratis para ayudarte a escribir sin faltas de ortografía.

Diccionario de la Real Academia Española: Es el máximo exponente de la lengua. Cualquier palabra de la que dudes, ahí la encontrarás bien escrita.

Microsoft Word: Herramienta que tenemos en casi cualquier computadora con Windows y que está bastante infravalorada. A medida que vamos escribiendo en este procesador de textos, se nos van corrigiendo las faltas, y con hacer sólo un clic derecho nos ofrece varias sugerencias de corrección. Recomendado especialmente en su versión de Español Internacional.

Plugins para navegadores

Algunos navegadores, como Firefox, utilizan una herramienta que funciona de manera similar al Word. Simplemente van corrigiendo el texto mientras escribimos un email o completamos algún formulario. Por su parte el Google Chrome ya tiene incluida esa opción sin necesidad de instalarle plugin alguno.

Corrector ortográfico español online

Como su nombre lo indica, se trata de una herramienta gratis que realiza exactamente la misma función que el Word, solo que de forma online y también con bastante precisión a la hora de detectar faltas ortográficas.

Google Translate

Muchas veces las faltas vienen dadas al traducir documentos desde otro idioma. Hay muchos traductores en línea que te permiten traducir y, a la vez, corregir textos enteros. El de Google está muy bien, y además ofrece muchísimos idiomas.

La lectura nos enseña a escribir correctamente

Finalmente, queremos darte el consejo definitivo para escribir sin errores de ortografía, y que es simplemente la lectura.

Un hábito de lectura obliga a la persona a visualizar y memorizar de forma inconsciente miles de palabras, así, si se lee durante unos 20 minutos al día (cualquier texto siempre que esté bien escrito), el cerebro absorbe unas 5.000 palabras, que posteriormente nos vendrán a la mente a la hora de escribir.

La lectura es el mejor recurso para aprender a escribir sin errores, y además, permite que lo hagamos sin utilizar ningún diccionario ni otras herramientas.

Se aconseja especialmente para estudiantes, que deben saber escribir correctamente en un examen y sin disponer de un diccionario.

fuente: comohacerpara.com

Qué fácil es ser periodista


¿Eras un niño callado y retraído? ¿Las ratas del colegio sólo te dejaban estar con ellos si les prestabas tus cuadernos? ¿Cuando había un juego de béisbol y hacían los equipos, eras la causa de que se dijera que el contrario la tenía robada? ¿Te costó mucho conseguir tu primera novia? ¿Crees que aquí la gente hace las cosas mal y que si tu pudieras las hicieras mucho mejor? ¿Te encanta ver televisión? ¿Sientes un extraordinario placer cuando alguien te cuenta un chisme? ¿Ya te diste cuenta de que criticar es el mejor deporte intelectual que ha inventado el ser humano? Pues ya está bueno de bajar la cabeza, llegó tu momento, ahora todos te van a respetar, ahora sí vas a conseguir pareja, porque todos los que se burlaban de ti trabajan en aburridas oficinas de 9 a 7 y tú tendrás el chance de sentirte superior a ellos cuando te enteres de lo fácil que es SER PERIODISTA.

Como de seguro tuviste un excelente promedio en bachillerato, se te ocurrió la idea de entrar a estudiar comunicación social. Sin embargo, con los consejitos que te dará tu amigo Carlos Suárez concientizarás que no es necesario perder cinco años en una universidad para aprender a usar el diccionario de sinónimos y antónimos.

 

Un comunicador tiene que ocupar su lugar en la sociedad. Lo más importante en un periodista es su actitud, debes convertirte en una persona callada, observadora, intelectual, con una pizca de arrogancia por ser tan culto, llegar a una fiesta y pedir algo que nadie esté tomando (vino si todos beben ron), escuchar a los demás con una sonrisa de medio lado sin decir nada, hablar lo menos posible y vestirte como una persona normal (saco sin corbata si vas a una fiesta, lentes correctores así sean de mentira), para que cuando te presentes como un profesional de la prensa a nadie se le ocurra pensar que eres un odioso.

Se dice que todos los periodistas, tienen un tercer apellido, que es el nombre del periódico para el que escribe. Por ejemplo: “Hola, Yo Soy Carlos Suárez de Urbe”. Si quieres que alguien te tome en serio, y aún no escribes para nadie, pon a prueba tu capacidad creativa e inventa el nombre de tu propio periódico o revista para que se lo digas a todo el mundo. Tienes dos opciones: puedes decir que trabajas en una publicación juvenil que acaba de salir en alguna ciudad del interior (tienes que escoger una), o que eres de una revista cultural que estará en las calles de Caracas, dentro de dos meses.

Decir que escribes para alguien te va a abrir muchas puertas. Comienza a frecuentar “El Maní Es Así”, el “O’ Gran Sole” o cualquier fiesta en donde digan que van a poner salsa brava, que esos son los lugares que más frecuentan las figuras importantes de la prensa cultural de nuestra ciudad. Una vez que estés allí trata de que alguien te presente a Marcos Salas, Adriana Lozada, Edmundo Bracho o Alejandro Rebolledo e instálate a decirles que tú escribes para X revista, y que has hecho unas cosas, que a lo mejor a ellos les pueden servir. Ellos son tipos muy políticos y, de seguro, te dirán: “Sí vale, mándame algo, llámame a la oficina que si está bueno lo sacamos…”

Si lograste hacer esos contactos y en tu bolsillo tienes la tarjeta de alguno de esos chivos, ya tienes la mitad del partido ganado, lo que te queda por hacer es enfrentarte al gran reto de… ESCRIBIR TU PRIMER ARTÍCULO.

Debes escoger un tema para tu primer trabajo. Si tienes un tema que nadie haya tocado, tal como “El Gatorade es afrodisíaco” o “La verdadera sexualidad de nuestros próceres” comienza a redactar un ensayo, que te lo van a quitar de la mano. Si prefieres trabajar con algo de actualidad, trata de darle una vuelta extraña a un tema en boga, que nadie haya leído y tenga lo que llaman “Un gancho”, es decir que haga a la gente exclamar un gran: ¡”verga!” luego de hacer el titular; por ejemplo: “Orlando Urdaneta es el anticristo”, o “Javier Vidal fue quien sufrió el plagio”. Si no se te ocurre nada, consigue el teléfono de una banda de rock y entrevístalos: ellos están tan desesperados porque alguien les haga un cariñito, que no te van a decir que no. Los reúnes en café, te sientas a hablar con ellos y grabas todo.

Una vez que ya sabes de qué se trata tu artículo, hay unos parámetros que debes respetar para que tengas éxito: -El primer párrafo de tu obra, debe ser en primera persona, y en él debes narrar alguna experiencia de niño relacionada con el tema, describir el Café en donde hiciste la entrevista y el momento en que llega la banda, o contar algo que viste en televisión: -Cada vez que escribas una palabra que te parezca muy común o hayas repetido mucho, toma tu diccionario de sinónimos, búscala y escoge el sinónimo que menos hayas escuchado en la calle, así parecerás muy inteligente. El periodista es una persona que debe aparentar ser muy ilustrado, debes incluir referencias que demuestren tu cultura, busca huecos en tu ensayo para incluir frases como: “la Aldea Global de Mc Luhan”, “era como una película de David Lynch”, “Su cara era como una obra de Andy Warhol”, etc. Éstas le darán vida a tu escrito, la gente de verdad sabrá que está ante un periodista.

Siguiendo estos consejitos, escribe dos páginas hablando toda la paja que se te ocurra, imprímelas sin errores ortográficos y llama a los personajes que hayas conocido para mandárselas. Si te lo publica alguien, eres un gran periodista, pero si no lo saca nadie, no te preocupes, entrarás a formar parte del 80% de los periodistas: “los que nunca han publicado nada porque la prensa de acá es muy mala”.

 

Cortesía PlanetaUrbe.tv

Día de los Inocentes: Una tradición con bromas


El Día de los Santos Inocentes surgió de la historia de la matanza de todos los niños menores de 2 años, ordenada por el rey Herodes, con el objetivo de deshacerse de Jesús de Nazaret. Hoy en día se le ha dado un vuelco total para festejarlo  con bromas.

El 28 de diciembre de cada año, diferentes países y regiones celebran de acuerdo con su cultura. Las bromas de todo tipo para “hacer caer por inocente” son las protagonistas.

El origen de la historia está escrito en un texto bíblico y cuenta que los Reyes Magos fueron a buscar al nuevo soberano, ya que sabían de Astrología. Su estrella les había notificado que había nacido el mesías.

Al llegar se encontraron con el rey Herodes y todo el imperio y volvieron a preguntar por el niño. Es allí cuando Herodes entró en pánico ante la posibilidad de que el mesías fuese su sucesor, pues sus planes eran perpetuarse en el poder.

Herodes entonces da la orden de matar a todos los niños menores de 2 años por si entre ellos se encontraba Jesús.

“Jesús no fue asesinado porque el ángel del Señor le notificó a San José que tomara al niño, a la madre y huyeran a Egipto”, expresó monseñor Carlos Viña, párroco de de la iglesia Nuestra Señora de Guadalupe de Barcelona.

La otra cara

En América se celebra este día con bromas y a las personas que caen se les dice diferentes frases: “Inocente palomita, hoy día de los inocentes te dejaste engañar”, “Herodes mandó a Pilatos, Pilatos mandó a su gente, el que presta en este día pasará por inocente”; “Inocente palomita, te dejaste engañar, hoy por ser día 28 en nadie debes confiar”.

En Norteamérica las bromas suelen ser más pesadas, desde prestar dinero y luego no devolverlo porque el préstamo se realizó “el día de los inocentes”, hasta publicar informaciones falsas en los medios de comunicación. Algunos periódicos nacionales también hacen lo suyo. Aprovechan la ocasión porque sólo se puede hacer una vez al año.

“No está mal hacer bromas, porque ya se ha convertido en una costumbre, lo importante es conocer el verdadero origen del Día de los Santos Inocentes”, dijo monseñor.

En Venezuela, los juegos pesados pasan por lo monetario, gastronómico y laboral.

Entre los más comunes están servir el café con sal, dar un cheque sin fondos y decir que falleció alguna personalidad importante.

Algunas personas acostumbran a introducir papeles o algún otro objeto entre las comidas. Otras regalan chicles que manchan los labios o caramelos salados.

“Este día se unen costumbres, tradiciones y picardías de los venezolanos”, agrega Carlos Viña, y comparte su experiencia:     “Cada año caigo por inocente. En una oportunidad me dieron una hallaca y cuando me la iba a comer era de pescado”, comentó entre risas el religioso.

Estados de Venezuela como  Mérida, Trujillo y Portuguesa celebran la fiesta de locos y locainas. La gente sale disfrazada de mamarracho a gastarles bromas a los otros.
En Lara es el día de los Zaragozas, personajes vestidos de multicolores trajes de los que cuelgan sonajas hechas con chapas u otros objetos. Escondidos tras máscaras aprovechan para gozar a costa de los demás.
En Naiguatá se conmemora “El gobierno de las mujeres”. Ellas se visten de hombres, imitan a las autoridades y jefes de hogar, mientras ellos se ocupan de los niños y los quehaceres domésticos.

El Tiempo de Venezuela – Maidyn Alcalá